AMARSE A UNO MISMO

CA88K4UNCAL6X0KLCA0XQE8DCABEFXYGCAMJ877KCACGZW0PCADRI2PNCAC535HWCARZ4R4GCA9O8RLPCAR6S1SRCAM6J3J7CAI0P8R3CAB5CRM6CAW1PVY2CAE8QG6OCAB50MCYCAPCI609

Según la Real Academia Española, el amor es un “sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien”. Amar es buscar el bien verdadero del objeto amado. Tener amor hacia uno mismo es que busques tú bien, que te respetes, satisfagas tus necesidades reales, te cuides, te valores, promuevas tu desarrollo, que elijas construirte en lugar de destruirte.

¿Porqué hablar sobre este tema? Todos buscamos ser felices y en esto juega un papel esencial el amor que nos tengamos. La ausencia de este tendrá una serie de consecuencias negativas en nosotros y en nuestro entorno: la falta de amor a uno mismo es la principal causa de depresión; es difícil dar aquello que no tienes; amarse a uno mismo provoca satisfacción y ello repercute en las personas que nos rodean.

¿Cómo podemos amarnos?, paso a daros algunas orientaciones.

Dedícate tiempo. Elige cuánto te vas a regalar a diario y dedícatelo exclusivamente a ti. Trata de buscar un equilibrio entre tus obligaciones y tus satisfacciones; que no pase un día sin hacer “eso” que tanto te agrada.

Sé tu amigo. Son enemigos tuyos todas aquellas frases peyorativas que te dices a ti mismo/a cuando dialogas contigo o cuando hablas con otras personas de ti. Descubre todo lo positivo que haces y felicítate por ello. Antes que encontrar el fallo busca el acierto. Apláudete a diario y siente satisfacción por lo que has aprendido. Actúa como un/a buen amigo/a: compréndete, valórate y constrúyete.

Cuídate. Cuidarse es atender a nuestro cuerpo, desarrollar tus posibilidades intelectuales  y crecer cada día. Tu eres lo más importante para ti, ¿te parece suficiente razón para atenderte bien?

Pide lo que necesites. Recuerda que pedir no es exigir. Cuando pedimos estamos aceptando todas las respuestas posibles, entre las cuales anda el “no”. Cuando pedimos aceptamos que podemos recibir cosas positivas de los demás. “Llámame alguna vez por teléfono. Me gustará”, “tengo ganas de ir a comer contigo. ¿Cuándo te viene bien?”.

Acepta lo positivo que recibas. Un regalo, un piropo, una felicitación, una frase bonita, una sonrisa… Porque te lo mereces, acéptalas y guárdalas, te ayudarán a sentirte mejor.

Rechaza lo negativo. Un grito, un insulto, un menosprecio, un gesto desagradable… Rechazar no significa, en absoluto, que tengas que pasar al ataque. Utiliza una comunicación eficaz: “eso que afirmas no es cierto”, “no. Yo no soy malo/a. Algunas veces me equivoco”, “no tienes derecho a decirme esto”.

            Tienes muchas cosas importantes en tu vida: familia, amigos, trabajo, tu casa, etc. Dedícales tiempo y cuídalos porque se lo merecen. Pero, sin duda, cuidarás mejor de ellos y disfrutarás más, en la medida que te ames a ti mismo. Así, que no pase un solo día sin que lo hagas o al menos te lo propongas.

Advertisements
This entry was posted in Autoestima and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s