LOS ERRORES

   PIANISTADesde siempre, nuestra cultura ha castigado el error y hemos aprendido a verlo como algo negativo y que hay que evitar. ¿Negativo?, ¿a evitar? Difícil tarea para los humanos, seres imperfectos, para los que los errores son inevitables. Aprendamos a ver los errores como algo natural y valioso. Venimos al mundo sin saber nada. Casi todo lo que aprendemos lo hacemos a costa de errores.
Imaginemos una persona que quiere aprender a tocar el piano. Por muchas horas que pase observando al mejor pianista del mundo nunca llegaría a aprender a tocar dicho instrumento. Sabemos que aprender a tocar un instrumento se consigue a lo largo de muchas horas de práctica en las que aparecerán muchas equivocaciones. Cada una de ellas nos dice lo que tenemos que corregir y nos van aproximando hacia una mejor realización de la tarea a través de la información que nos proporcionan los errores.
No hay forma de aprender ninguna tarea o habilidad sin errores.
Un error es cualquier cosa que usted hace, que más tarde, tras reflexionar, haría de forma diferente. En el momento exacto de tomar una decisión o de realizar una acción hacemos lo que creemos conveniente. Lo hacemos en base a la información (limitada) que tenemos en ese momento. Pero, es muy posible, que después aparezca una información nueva que nos haga replantearnos nuestra decisión y denominarla como un error.
Veamos una situación: Pedro quiere comprarse un jersey que sea de calidad para que no se le estropee. Va a una tienda de confianza, de entre tres chalecos elige uno en función de la marca, tejido y precio del jersey(es la información que dispone en ese momento). Después de varios usos, el chaleco se deforma y empiezan a salirle las temidas bolitas. Ha aparecido una información nueva, el conocimiento de Pedro ha cambiado, y esa información le dice que los jerséis de esas características no dan buen resultado. La decisión estuvo bien tomada y fue adecuada en función de la información de la que disponía en ese momento, pero pasado un tiempo aparece una nueva información que le hace replantearse su decisión inicial. Por ello, no tiene ningún sentido recriminarse por dicha decisión y sentirse culpable por ello; se trata de sacar un aprendizaje de ese error y tenerlo en cuenta para futuras ocasiones.
Evidentemente, comprarse un jersey es una decisión poco compleja y con pocas repercusiones. Pero ante decisiones más importantes y complejas tengamos en cuenta las conclusiones extraídas de la situación. Nuestro conocimiento es imperfecto, no podemos predecir con exactitud los efectos derivados de una decisión.
Aprendamos a aceptar nuestros errores.
Siempre hacemos lo mejor que somos capaces de hacer en cada momento.

Advertisements
This entry was posted in Autoestima, Mejora personal, Miedos and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s