¿LA NAVIDAD ES TRISTE?

A muchas personas la Navidad les entristece. Se suelen argumentar diferentes motivos: Hay que personas que piensan que la Navidad es triste porque son fechas propicias para echar en falta a seres queridos ausentes; en ocasiones, la idea de felicidad, lujo y fantasía que aparece en los medios de comunicación no se corresponde con la realidad; otras veces no podemos señalar una causa concreta. Pero lo que sí es cierto es que la nostalgia, la melancolía o la tristeza, son sentimientos que experimentan muchas personas ante estas fechas que se aproximan.
Detrás de cada una de estas situaciones existe un motivo principal por el que las personas ven la Navidad como una época triste, o incluso a veces, estresante; es su forma particular y personal de interpretar esta época del año la que determina que aparezcan dichos sentimientos. Es el prisma través del que miramos los acontecimientos, el que determina nuestros sentimientos y nuestros comportamientos. Los pensamientos que tengamos, son los que harán que nos sintamos tristes o alegres o como normalmente nos sentimos. “No me gustan las Navidades, es un época triste”, “en estos días parece que todos debemos estar alegres, ser buenos y más felices que nunca; y tener que comprar algo por comprar… “, “me acuerdo mucho de un ser querido que falta… “, “qué rollo, no tengo dinero para comprar marisco, play-station, etc… ” Son ejemplos de pensamientos negativos que provocarán una emoción negativa.
El dar por hecho que la Navidad es una época triste al igual que los días nublados, es una distorsión de la realidad. ¿Dónde está escrito, quién lo ha dicho? Si llevas muchos años percibiendo la Navidad como una época triste, observarte y párate a escuchar tus pensamientos, mira qué enfoque le estás dando a esa fecha. Quizás te estás centrando en aspectos negativos y no tienes en cuenta los positivos. Si es así, intenta darle un enfoque más realista y positivo a dicha situación.
Por ejemplo, suelen ser días de vacaciones, aprovecha estos días libres para hacer cosas pendientes que no puedes realizar en otras épocas del año o para hacer planes diferentes. No es necesario pasarlo bien obligatoriamente, ni hacer cosas que no te apetecen por que las hacen el resto de las personas, ni comprar muchas cosas, etc.
Trata de centrarte y de aprovechar lo bueno de cada cosa. Elige, porque puedes hacerlo, cómo quieres que sea tu Navidad. Qué aspectos, tradiciones, ceremonias y fiestas, etc. quieres que formen parte de tu Navidad. Evidentemente habrá algunos que no quieras pero que, ya sea por tu familia, por tu pareja o por tus hijos, te ves en la obligación de formar parte de ellos. Si decides participar por este motivo, ten en cuenta que tu forma de percibirlo determinará cómo te vas a sentir y cómo te lo vas a pasar.

Al fin y al cabo las fechas son días en el calendario, tendrán la importancia que tú les quieras dar.

¿Cómo quieres vivir tu Navidad?

Advertisements
This entry was posted in Habilidades sociales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s