LA EMPATÍA

foto-empatia
En las relaciones humanas son muchos los inconvenientes que se generan por la falta de comprensión de las necesidades, sentimientos, deseos o ilusiones de los demás.Lo que ocasiona esta sensación de incomprensión, en muchas ocasiones puede ser la ausencia de una habilidad básica de la inteligencia emocional: la empatía. La empatía es la capacidad de una persona de vivenciar la manera en que siente otra persona y de compartir sus sentimientos. Esta capacidad nos puede llevar a una mejor comprensión de su comportamiento o de su forma de tomar decisiones. Por otro lado, es la habilidad que nos permite entender las necesidades, sentimientos, problemas de los demás, poniéndose en su lugar, y responder correctamente a sus reacciones emocionales. Por lo tanto, la empatía se define como una doble habilidad: Es, por una parte, la capacidad para experimentar lo que el otro siente como si fuera propio, y por otra la capacidad para comunicarle que conocemos cómo se siente. Por ejemplo, imagínese que su pareja/compañero de piso/hijo llega a casa serio y poco comunicativo. Ante esta situación se plantean, simplificando, dos posibles respuestas: “qué serio eres…, no me echas cuenta…, vas a lo tuyo…”; otra, que usaría más la empatía, sería del tipo: “¿te ha pasado algo? Últimamente te veo más serio, ¿va todo bien?”
Actuar con empatía no significa estar de acuerdo con el otro. Podemos estar en completo desacuerdo con alguien, sin por ello dejar de ser empáticos, ayudándonos esto, en su caso, a respetar su posición.Son muchas las ventajas que nos aporta ser empáticos: Es fundamental para comprender en profundidad el mensaje del otro y así establecer un diálogo; cuando somos empáticos generamos sentimientos de simpatía, comprensión y ternura; facilita la comunicación y la manera en que influimos en otros; es importante en todas las actividades que se centran en la gente, donde se requiere interpretar con habilidad los sentimientos de una persona, como es el caso de la medicina, la atención a clientes, asistencia social, psicoterapia, abogacía, etc.
Ponerse en el lugar del otro es una herramienta que previene problemas y conflictos personales o que puede servir para resolverlos.
En la actualidad, existe un amplio consenso en admitir que la empatía debe ser considerada como un factor esencial en el desarrollo social y personal. Es uno de los hábitos de las personas con inteligencia emocional.
“El regalo más preciado que podemos dar a otros es nuestra presencia. Cuando nuestra atención plena abraza a los que amamos, florecen como flores”
Thich Nhat Hanh.
Advertisements
This entry was posted in Habilidades sociales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s